En La Biblioteca Pública de San Miguel de Allende, estamos siguiendo todos los protocolos COVID-19

 

Tanto los colaboradores de la Biblioteca como el personal que nos visita, deberá cumplir con los protocolos establecidos por las autoridades y que han sido adaptados para nuestras instalaciones.

Alcance:

El alcance de nuestros protocolos es para todos los siguientes grupos de asistentes:

  1. Trabajo administrativo y de mantenimiento de espacios.
  2. Ensayos, entrenamiento y práctica teatral.
  3. Grabación y/o transmisión de contenidos en entornos digitales.
  4. Realización de otros contenidos sin asistencia de espectadores en el espacio físico y con la posibilidad de ser transmitidos en directo o diferidos a través de un sistema de video y audio.
  5. Eventos con asistencia de espectadores con capacidad limitada de acuerdo a lineamientos oficiales.

Medidas de filtro:

Las siguientes son medidas generales de acceso a las instalaciones:

  1. Tomar temperatura
  2. Aplicar gel con alcohol al 70% en manos 
  3. Limpiar su calzado en el tapete con cloro 
  4. Anotar temperatura, nombre completo, Correo electrónico y número telefónico en libro dispuesto para ello.

Medidas generales en todas las áreas de Biblioteca

 

  1. Mantener 2 metros de distancia de las personas
  2. Uso de cubre bocas en todo momento

Medidas generales en el Teatro Santa Ana, Sala Quetzal.

 

  1. En ambos casos solo se permitirá el acceso a tan solo el 50% de su capacidad.  Contamos con asientos asignados a sana distancia.
  2. Durante los eventos, las personas asistentes deberán respetar la utilización de cubre bocas. 
  3. En el teatro cuenta con un sistema de recirculación de aire limpio.
  4. Entre eventos, dejaremos un espacio de una hora, para limpiar y sanitizar, y que la gente al salir o entrar no se aglomere. 
  5. Solo podrán ingresar operadores indispensables como técnico operador, quien recibe boletos, acomodador de gente.
  6. Está prohibido ingerir alimentos al interior de las salas.
  7. La duración máxima será de 1 hora con 30 minutos.

 

Los protocolos están siendo revisados continuamente para su actualización, de acuerdo a las disposiciones oficiales de las autoridades municipales.